Aviones de combate de Estados Unidos interceptaron cazas y bombarderos de Rusia que volaban cerca de Alaska por segunda vez en dos días, aunque las aeronaves no entraron en el espacio aéreo estadounidense o canadiense, según dijo este jueves el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (Norad).

Dos F-35 del Norad interceptaron el martes bombarderos rusos TU-95 Bear, así como cazas SU-30 y SU-35. Las aeronaves se acercaban a la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) de Alaska cuando fueron interceptadas, dijo el Norad, que se encuentra hasta a 200 millas (unos 320 kilómetros) de la costa.

Los aviones rusos permanecieron fuera del espacio aéreo soberano de EE.UU. y Canadá, que se extiende a 12 millas (unos 20 kilómetros) de la costa.

Un día antes, dos F-16 del NORAD interceptaron TU-95 y SU-35 que ya habían entrado en la ADIZ de Alaska, mientras permanecían fuera del espacio aéreo estadounidense.

En ambos casos, los rusos enviaron un total de cuatro aviones, según el NORAD.

El NORAD dijo que no consideraba la actividad de los aviones rusos como una provocación o una amenaza.

 CNN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *