AP

Chile

Más de 5,000 agricultores resultan damnificados por los incendios que desde hace casi tres semanas asolan el centro sur de Chile y que, según el último balance de las autoridades del miércoles, dejan más de 17,000 animales muertos.

El gobierno chileno reportó 5,841 agricultores afectados, “no sólo en sus casas o en las escuelas de sus niños, sino en la actividad productiva que les da sustento”. Un 45% de ellos son campesinos y agricultores de subsistencia, que trabajan la tierra para generar su propia alimentación, señaló en el último informe oficial la ministra de Interior, Carolina Tohá.

A mediados de febrero, la cifra de animales calcinados muertos rondaba los 5,000.

Los datos sobre 17,000 animales de producción muertos no contabilizan fauna silvestre. Habría también más de 38,000 colmenas destruidas.

La autoridad explicó que, además, desaparecieron 5,870 kilómetros de cerco, lo que es importante no sólo como bien, sino “como medida de seguridad cuya ausencia trae consecuencia porque los animales quedan sueltos”. Pueden llegar a lugares inseguros, cruzar caminos, lesionarse o ser robados y es motivo de mucha tensión en la zona.

El gobierno señaló que está trabajando para ver cómo puede ayudar a todas las personas afectadas en este sentido.

En la última jornada, se registraron 301 incendios activos, 210 de ellos controlados, 40 de ellos siguen en combate, lo que, según la ministra Tohá, es un “número mucho más favorable” que en días anteriores. “El fuego está siendo menos agresivo”, aseguró y contó que “muchos focos se generan pero se logran controlar” antes de que avancen. Varios focos se reactivaron en las últimas jornadas que amenazaban a varias zonas pobladas, aunque finalmente no fueron alcanzadas por las llamas.

Además de los 25 fallecidos y más de 450,000 hectáreas consumidas, hay más de 2,100 viviendas destruidas y más 7,000 personas damnificadas. Los agricultores y ganaderos de Ñuble, el Bio Bio y la Araucanía son los más afectados. En la actualidad el Bio Bio es la que presenta mayor cantidad de fuegos mientras que en el resto se mantienen más controlados, detalló el gobierno.

Hay un total de 44 personas detenidas por posible negligencia o intencionalidad en el origen de los fuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *