EFE

Ankara, Turquía

Una mujer de 30 años ha sido rescatada con vida ayer jueves en la provincia turca de Karamanmaras, tras haber pasado 258 horas atrapada entre los restos de un edificio derribado por los terremotos que hace diez días devastaron el sureste de Turquía y el norte de Siria, dejando más de 40,000 muertos.

Neslihan Kiliç fue sacada con vida de los escombros tras arduas horas de trabajo de los equipos de rescate y trasladada inmediatamente en una ambulancia hacia un hospital, informaron las televisiones turcas.

Este rescate se produce diez horas después del de una joven de 17 años, sacada también de debajo de los escombros en Kahramanmaras, donde se registró el epicentro del primer seísmo.

Según la agencia de emergencias AFAD, Turquía ha contabilizado hasta ahora 36.187 víctimas mortales del seísmo, y 108.000 heridos.

La región afectada por los sismos, de magnitud 7.7 y 7,6, se extiende por 100,000 Kms. cuadrados y viven 14 millones de personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *