EFE

Lima, Perú

La líder conservadora peruana Keiko Fujimori anunció este jueves que le detectaron un tumor tiroideo y que será operada la próxima semana para extirparlo y determinar si hay algún riesgo para su salud.

“Después de una serie de exámenes médicos realizados las últimas semanas, se me ha detectado un tumor de 4 x 2 cm aproximadamente, diagnosticado como neoplasia folicular, sistema de Bethesda de tiroides 4”, informó la 3 veces candidata presidencial en su Twitter.

Agregó, en la misma publicación, que la próxima semana será “sometida a una operación para extirparlo y definir su naturaleza exacta”.

“Hasta ese momento, mi familia y yo guardaremos reserva de cualquier detalle adicional. Hago pública esta información para evitar cualquier tipo de filtración o mala interpretación”, señaló la líder del partido Fuerza Popular.

La hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) vivió en 2021 su tercera derrota consecutiva en unos comicios presidenciales a los que se impuso el profesor de escuela rural Pedro Castillo (2021-2022), quien hoy cumple prisión preventiva por supuestos actos de corrupción durante su gestión y por intentar perpetrar un golpe de Estado en diciembre pasado.

En las últimas elecciones, Fujimori no solo vio nuevamente frustradas sus ambiciones presidenciales sino también la posibilidad de eludir temporalmente una acusación fiscal de más de 30 años de cárcel por presunto lavado de activos y organización criminal, así como la opción de liberar a su padre, quien cumple una condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad.

La política afronta actualmente un juicio por presuntos aportes irregulares de la empresa brasileña Odebrecht en las campañas presidenciales de 2011 y 2016, cuando fue superada en las urnas por Ollanta Humala y en 2016 por el economista Pedro Pablo Kuczynski.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *