(CNN) — Falleció Jerry Springer, exalcalde de Cincinnati y presentador de televisión durante muchos años —cuyo programa de entrevistas sensacionalista era conocido por sus escandalosas discusiones, sillas arrojadas y enfrentamientos físicos entre parejas de boxeadores y rompehogares—, según informó este jueves Bradley Singer, su representante. Springer tenía 79 años.

“La capacidad de Jerry para conectar con la gente era la clave de su éxito en todo lo que hacía, ya fuera política, radio o televisión, o simplemente bromeando con la gente de la calle que quería una foto o unas palabras”, dijo en un comunicado Jene Galvin, amigo de toda la vida y portavoz de la familia.

Springer dijo una vez a CNN que no le importaba que se refirieran a él como el “abuelo de la televisión basura”, diciendo en 2010, cuando “The Jerry Springer Show” celebró su 20 aniversario al aire: “Probablemente sea exacto. No sé cuál es el premio para eso, pero creo que es cierto que probablemente fuimos uno de los primeros programas en presentar algunas de las barbaridades que tenemos”.

El programa terminó en 2018, después de más de 4.000 episodios e innumerables artículos de opinión sobre el papel de Springer en el declive de la cultura, si no de la civilización.

Springer había dicho que no se hacía ilusiones sobre su programa, con sus temas como “Truco o infieles”, “Enfréntate a esta dominatrix” y “Las lesbianas se sinceran”.

“Creo que (el programa es) tonto, loco y no tiene ningún valor social redentor más que una hora de escapismo”, dijo en 2010. “Nunca hay nada en nuestro programa que no haya estado en las portadas de los periódicos de Estados Unidos. La única diferencia es que la gente de mi programa no es famosa”.

“Es un programa sobre la locura”, añadió. “Lo sé al entrar cada día”.

La notoriedad del programa alcanzó su punto más alto en el 2000, cuando un hombre alemán fue acusado de matar a su exesposa después de que aparecieran juntos en el programa de Springer con la nueva esposa del hombre. Ralf Panitz fue condenado por asesinato en segundo grado por matar a golpes a Nancy Panitz. Ese año, Springer apareció en “Larry King Live”, en su primera entrevista importante desde el asesinato.

En aquel momento, Springer dijo que el asesinato no tenía “nada que ver con el programa”.

“Bueno, uno, es horrible que obviamente la persona fuera asesinada”, le dijo a King. “No tuvo nada que ver con el programa. Pero eso… sigue siendo… horrible”.

Antes de convertirse en presentador de televisión, Springer estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Tulane y se licenció en Derecho por la Northwestern. Formó parte del Consejo Municipal de Cincinnati en 1971 y se convirtió en alcalde de la ciudad en 1977, ejerciendo un mandato.

“Si el gobierno, cualquier gobierno, ha de tener algún efecto positivo en nuestras vidas, que al fin y al cabo es su propósito -hacer la vida más tolerable-, entonces ese gobierno debe tener alguna relación con cómo vivimos”, dijo en su discurso de investidura como alcalde.

El trabajo de presentador de Springer dio lugar a un programa de entrevistas en Cincinnati que más tarde se convirtió en el programa de difusión nacional “The Jerry Springer Show”.

En 1998, habló a WLWT de la gente que se oponía a su programa: “Creo que es justo. Creo que este programa probablemente ofende a algunas personas y deberían protestar. No pasa nada. Así es Estados Unidos. Por eso Dios nos dio un control remoto”.

Más recientemente, firmó un acuerdo con NBC en 2018 para un nuevo programa, “Judge Jerry”, que lo presentaba como juez en un tribunal. También fue anfitrión de un podcast.

En su declaración, la familia de Springer pidió a los seguidores que consideren hacer una donación caritativa o hacer un acto de bondad por alguien en necesidad para honrar su memoria.

“Como él siempre decía: ‘Cuida de ti mismo y de los demás'”, escribieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *