AP

WASHINGTON

Los fiscales en el estado de Washington acusaron el viernes al exastro de la NBA Shawn Kemp por agresión en primer grado, a raíz del tiroteo que habría desatado el mes pasado, cuando aparentemente trataba de recuperar un teléfono robado.

De acuerdo con la fiscalía, Kemp envió un mensaje de texto justo antes de abrir fuego y advirtió: “Voy a disparar esta…”, cerrando su frase con un improperio.

Kemp fue arrestado después de los disparos a las afueras del centro comercial de Tacoma el 8 de marzo. No hubo personas lesionadas y los abogados de Kemp insisten que respondió a los disparos en legítima defensa, después de rastrear y tratar de recuperar el teléfono celular que le habían robado ese mismo día.

Sin embargo, una declaración de causa probable de la policía de Tacoma, presentada en el Tribunal Superior del condado de Pierce el viernes, no indica que alguien le disparara a Kemp.

Señala que algunas de sus declaraciones no fueron corroboradas por videos de vigilancia ni por otras grabaciones presentadas como evidencia, y que el mensaje de texto, enviado 13 minutos antes de que llegara al estacionamiento, muestra su intención.

Por ejemplo, el documento de la causa indica que Kemp le dijo a la policía que después de que le habían disparado fue a su vehículo, estacionado a varios espacios del estacionamiento, para tomar su arma. Pero el video muestra que tenía un arma de fuego en su posesión cuando se acercó a la Toyota 4Runner aparcada, en la que rastreó su teléfono.

Kemp comparecería el 4 de mayo para que se le notifiquen formalmente los cargos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *