Un bebé que pasó la noche en casa de su padre en Staten Island (NYC) murió después de ingerir una mezcla de fentanilo y cocaína, anunció la policía este miércoles.

Sakani Kamagate tenía sólo 16 meses cuando murió en febrero y esta semana el médico forense declaró que su muerte fue un homicidio.

El bebé estaba siendo cuidado por su padre, Adam Kamagate, dentro de su casa en Hamilton Ave. cerca de Academy Place, vecindario St. George, cuando cayó inconsciente en la cama, dijo la policía. Nadie ha sido acusado penalmente en relación con la muerte mientras NYPD continúa investigando.

El padre llamó al 911 a las 4:07 a.m. del 20 de febrero y los médicos llevaron al bebé al Richmond University Medical Center donde murió ese mismo día. El infante ya estaba en rigor mortis cuando fue llevado al hospital, dijo una fuente policial.

Luego de que una autopsia reveló que el pequeño murió por ingerir drogas, no quedó claro de inmediato quién cómo entró en contacto con ellas, acotó Daily News.

la Patilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *