La Guardia Civil ha detenido en Roquetas de Mar (Almería) a una tiktoker almeriense, conocida en redes sociales como La Maeb, por abusar sexualmente de una amiga mientras ésta se encontraba durmiendo en casa de la influencer. La Maeb, además, habríagrabado un vídeo de carácter sexual sin el consentimiento de la joven y luego habría subido las imágenes de la agresión a su perfil de TikTok, que cuenta con más de 45.000 seguidores.

A la influencer, detenida en calidad de autora de los hechos, se le atribuyen sendos delitos de agresión sexual, revelación de secreto y amenazas. Las diligencias instruidas se han enviado al Decanato de los Juzgados del partido judicial de Roquetas de Mar, que se encargan del caso.

En los vídeos publicados en redes se ve a la detenida mientras besa y realiza tocamientos a su amiga cuando esta aún estaba dormida. Ha sido la propia víctima la que ha denunciado los hechos en dependencias de la Guardia Civil a su regreso a la provincia de Guadalajara y desde la castellano manchega se alertó a los agentes del Instituto Armado en Roquetas de Mar, localidad en la que reside actualmente la presunta autora de la agresión.

La víctima relató a la Guardia Civil en su declaración que se había quedado a dormir en el domicilio de una conocida en esta turística ciudad de la costa almeriense y que al despertar, se había dado cuenta de que la tiktoker le estaba realizando tocamientos sin su consentimiento por lo que, aseguró a los agentes, huyó rápidamente del lugar.

Los investigadores, alertados por la propia víctima, pudieron comprobar que mientras la joven se encontraba durmiendo, la habían grabado recibiendo besos y tocamientos sin que ella supiese nada ni lo hubiese consentido. Luego, la influencer de Roquetas colgó en su perfil en esta conocida red social uno de los vídeos en los que besaba a la chica y otro, con los tocamientos sexuales, a un grupo privado en otra red social.

Además de protagonizar un vídeo de carácter sexual en el que la besaban y manoseaban sin su consentimiento, la víctima habría recibido insultos y amenazas por parte de la autora a través de mensajería telefónica, precisan fuentes cercanas a la investigación.

Finalmente y tras verificar que los vídeos habían sido publicados en redes sociales, los agentes de la Guardia Civil detuvieron en Roquetas de Mar a La Maeb que, según las fuentes, contaba con antecedentes y denuncias previas por acoso en redes sociales.

Pero ¿quien es La Maeb? La detenida, una estudiante de estética de apenas 30 años, forma parte de esa cada vez mayor legión de “opinadores” con escasa o ninguna formación que copan las redes sociales en los últimos tiempos. Personas anónimas que de un día para otro logran su pequeña cuota de fama en el universo virtual y esto les permite acceder a productos y servicios que las marcas, en función de su perfil, les facilitan de forma gratuita a cambio de una mención en sus cuentas. La competencia es mucha entre este nuevo formato publicitario y cada like cuenta, por lo que algunos llevan al extremo sus publicaciones con tal de sumar un nuevo seguidor.

El caso de la almeriense no parece ser distinto al de cualquier otro de estos creadores de contenido digital que transmiten a través de las redes, casi de forma instantánea, su día a día y algunos de los cuales llegan, incluso, a exhibir sin filtro sus intimidades y las de sus amigos y familiares.

En su intento por destacar y diferenciarse de sus competidores, La Maeb ha optado por la publicación de vídeos zafios, burdos y groseros que no por ello dejan de tener su público. Así, en una vuelta rápida por su cuenta de TikTok se puede escuchar a la tiktoker almeriense tirándose pedos, orinando, insultando sin piedad a cualquiera que le afee alguna de sus apariciones en público o mostrando, en un aparente descuido, sus zonas íntimas

Así, en una vuelta de tuerca más en la búsqueda de likes y seguidores, la detenida habría publicado los vídeos que la sientan en el banquillo de los acusados en los que besa y realiza tocamientos sexuales a una amiga sin su consentimiento.

La patilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *