Una mujer china ha sido acusada de fraude por haber estafado presuntamente a 3 hombres por casi 100.000 dólares casándose con ellos, a pesar de estar ya legalmente casada.

La estafadora, de 35 años, ya estaba casada y criando a una hija cuando empezó a salir con otros hombres con el propósito específico de estafarlos. No está claro qué llevó a la mujer a una vida de fingimiento constante, porque, según los medios chinos, su marido tenía su propio negocio y la familia gozaba de una buena situación económica.

Sin embargo, una cosa es segura: uno de los factores que permitieron a la mujer, conocida sólo como Zhou, hacer malabarismos entre cuatro maridos durante varios años fue el hecho de que su marido real estaba siempre ocupado con el trabajo y no prestaba demasiada atención a su esposa.

Al parecer, Zhou empezó a buscar posibles maridos hace unos años, y su buena apariencia llamó rápidamente la atención de tres hombres crédulos que nunca sospecharon de sus verdaderas intenciones. Salió con todos al mismo tiempo, consiguiendo pasar tiempo con todos ellos sin levantar las sospechas de su verdadero marido, antes de pedirles matrimonio.

Como registrar los matrimonios oficialmente habría revelado el hecho de que ya estaba casada, Zhou utilizó una astuta mentira para eludir los trámites civiles. Dijo a los hombres que su casa había sido demolida ilegalmente y que necesitaba permanecer soltera para tener derecho a una indemnización. Al parecer, a ninguno de ellos le pareció sospechoso, sobre todo porque a ella se le daba muy bien fingir que quería casarse de verdad con ellos, e insistía en que lo verdaderamente importante era la ceremonia nupcial.

En realidad, sólo le importaban las ceremonias nupciales porque quería cobrar los regalos y el dinero de los asistentes. Hizo todo lo posible para que las bodas se celebraran sin contratiempos, contrató a actores para que hicieran de sus amigos y familiares durante los festejos y, al parecer, nadie sospechó nada. Incluso pagó a muchos de los actores para que la visitaran a ella y a sus falsos maridos a lo largo de los años, para mantener las apariencias.

Pero por supuesto que una mentira así es insostenible a lo largo del tiempo. Y todo estalló cuando Zhou intentó sacar más dinero a uno de sus falsos maridos, un hombre llamado Zhang, diciéndole que estaba embarazada de gemelos. Le dijo que quería dar a luz con su madre en otra ciudad, pidiéndole que pagara todos los gastos, mientras él se quedaba en casa trabajando. Constantemente le enviaba fotos de resultados de chequeos falsos e incluso fotos de recién nacidos que descargaba de Internet. Fue cuando Zhang fue a ver a sus bebés con su propia madre cuando empezaron los problemas de Zhou.

Para engañar a su falso marido y a su suegra, Zhou contrató a otro actor para que interpretara al médico que atendió el parto de sus gemelos, pero cuando no pudo responder a sus preguntas ni presentar a los bebés gemelos, Zhang empezó a sospechar que algo iba mal. Finalmente, investigó los antecedentes de Zhou y se sorprendió al saber que ya estaba legalmente casada. Llamó a la policía y la falsa vida de Zhou se vino abajo.

Tras enterarse de la vida delictiva secreta de su esposa, el marido de Zhou se divorció de ella. Ahora se enfrenta a un mínimo de 10 años de prisión por fraude, ya que una investigación reveló que estafó a sus tres falsos maridos al menos 660.000 yuanes (92.000 dólares).

Aunque se desconocen todos los detalles de cómo Zhou consiguió compaginar cuatro matrimonios, una de sus excusas más frecuentes para marcharse de casa era que se iba a viajes de capacitación de la empresa para la que trabajaba./Periodismo.com.

Cactus24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *