Un grupo multidisciplinario de científicos de instituciones chinas desarrolló un robot de microfibra magnético, que puede bloquear el suministro de sangre en capilares de muy pequeño diámetro.

Este robot blando, con forma de espiral cuya estructura se controla magnéticamente de forma remota, podría reducir el riesgo de hemorragias por aneurismas cerebrales y “matar de hambre” a los tumores cerebrales, al cortar el flujo de sangre.

Los creadores de este dispositivo publicaron sus resultados en Science Robotics.

El equipo informó que la forma helicoidal de su robot permite un mayor control y precisión que otros métodos mínimamente invasivos, utilizados para tratar estas afecciones.  

Agencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *