El orégano (Origanum Vulgare) es una planta aromática con multitud de usos gastronómicos y considerada también una planta medicinal, ya que se usa para tales findes desde el siglo II después de Cristo. Y, en la famosa dieta mediterránea en España, quién concibe una pizza sin orégano o una tabla perfecta de quesos aragoneses con aceite y esta especia.

Sin embargo, lo mejor del orégano es que con diferentes técnicas caseras se pueden concentrar y transformar en remedios para muchas afecciones de la salud. Por ejemplo, se potenciarán sus beneficios si lo juntamos con el limón, otra fuente de beneficios para el organismo por su gran cantidad de vitamina C, ácido fólico, potasio, hierro, zinc o fósforo.

El orégano y el limón juntos son una combinación extraordinaria, porque ayudan a reducir la tos, los problemas digestivos y pueden ser un potente antiinflamatorio. Y es que el orégano, al igual que algunas otras plantas, posee una sustancia denominada como carminativo, nombre que se usa para referirse a cualquier sustancia que tengan la propiedad de favorecer la disminución de gases en el tubo digestivo, y con ello, reducir la producción de flatulencias.

Beneficios del té de orégano con limón
Este té se utiliza habitualmente como remedio natural para tratar distintas dolencias, como problemas respiratorios y sobre todo indigestión, ya que es un excelente digestivo especialmente para neutralizar las grasas (la mayoría de las frituras se rocían con jugo de limón). Pero, lo mejor es que está buenísimo de sabor, sobre todo si le añades miel para endulzar.

Té de orégano con limón
Ingredientes:
1 taza de agua.

1 cucharada de orégano (molido).

Jugo de limón exprimido.

1 cucharada de miel (opcional).

Elaboración:
Poner a hervir el agua.

Cuando hierva, retirar del fuego y añadir el orégano y limón.

Dejar reposar 15 minutos.

Colar la mezcla, añadir miel y ¡listo!

Esta infusión contiene sustancias como el timol, carvacrol y borneol que le otorgan propiedades carminativas (son las que ayudan a aliviar los problemas del estómago, como gases y cólicos gastrointestinales).

Agencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *