El aguacate es una de las frutas que más gustan a las personas por su color, sabor y consistencia cremosa, además de que es rico en grasas saludables, por lo que contribuye a la alimentación balanceada.

De este alimento se puede aprovechar hasta la semilla, ya que la pepa, como también se le conoce, serviría como desinflamatorio, para regular el colesterol, problemas digestivos y fortalecer el organismo. Sin embargo, algunos beneficios no han sido comprobados en humanos, dicen los expertos.

La pulpa del aguacate se caracteriza por tener alto contenido de antioxidantes, debido a que es rico en vitaminas A, B, C, D y K. Además, aporta calcio, hierro y zinc, dice la nutricionista Fernanda Aguilar.

El consumo de aguacate reduce los niveles de colesterol total, así como los triglicéridos en sangre, efecto que se da posiblemente por su composición en ácidos grasos y a su riqueza en fibra.

Para qué sirve la semilla de aguacate
El aguacate tiene una semilla redondeada que mide aproximadamente 2 a 4 centímetros de longitud. Debido a los nutrientes que contiene, como fibra y aminoácidos, se le atribuyen propiedades medicinales como la de ser antiinflamatoria y reguladora del colesterol. Además, aporta carbohidratos, grasas, proteínas, calcio, zinc, sodio, hierro, vitaminas A, C, E, flavonoides, taninos y saponinas.

“Se le atribuyen algunas propiedades de tipo farmacológicas debido a la presencia de ácidos grasos, compuestos polifenólicos y esteroles; y ha sido usada desde épocas precolombinas contra padecimientos tales como dolores musculares, parásitos y micosis”, dice el Boletín de Vigilancia Tecnológica Sector Agroalimentario, titulado Eso que tiras: innovación y usos de la semilla de aguacate, de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social.

Por medio de la pepa de aguacate es posible obtener enzimas y sustancias de características antibióticas y antimicrobianas. Estas últimas tendrían posibles utilizaciones en conservas de carne, en procesos medicinales y en productos para la cosmética, también es factible la utilización de la semilla para extraer taninos y pigmentos, además, la semilla es potencial fuente de almidón, añade.

Álvaro Hernández, naturópata, menciona algunos usos que se le puede dar a la pepa del aguacate. Se considera que sirve como desinflamatorio, para controlar el colesterol, problemas digestivos, para ayudar a bajar de peso y para fortalecer el sistema inmunológico. También se utiliza con fines cosméticos, para dar fortaleza y brillo al cabello.

Sin embargo, hace énfasis en que muchos estudios se han realizado solo en animales y no en humanos, por lo que algunas propiedades están en falta de comprobación.

Cuida el sistema cardiovascular
Debido a que se le atribuyen propiedades que ayudan a regular el colesterol, se dice que la pepa del aguacate es protector del sistema cardiovascular. Además, también es desinflamatorio, lo que también resulta beneficioso para el corazón y para prevenir accidentes cardiovasculares.

Es antimicrobiano
En investigaciones acerca de la piel y la semilla del aguacate se ha determinado que tiene sustancias que evitan el crecimiento de patógenos y bacterias.

Insecticida casero
La semilla de aguacate es popular por tener propiedades que ayudan a hacer un repelente de plagas, específicamente para las moscas minadoras en las etapas de cultivo primarias (semilleros y primeras hojas).

Esto es debido a su contenido de taninos, descritas como sustancias tóxicas de sabor amargo que cuando se aplican sobre las hojas de las hortalizas genera rechazo de los insectos que se alimentan de esas plantas.

Agencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *