Hace algunos meses se conoció sobre un caso de un hombre que se hacía pasar por chofer de Uber para robar a turistas en Wynwood. Ahora las autoridades detuvieron a otro individuo que cometió el mismo crimen pero en Miami Beach y a una escala mucho mayor.

De acuerdo con la denuncia de la víctima, el incidente ocurrió el pasado 12 de enero cuando estaba visitando el sur de Florida desde California. Esa noche llamó a un Uber para que la llevara de regreso a su Airbnb.

Mientras esperaba llegó el auto de Danny Maurad-Avecillas de 49 años de edad, quien le indicó a la turista que se subiera a bordo. La mujer pensó que se trataba de su conductor asignado, pues el vehículo se parecía al que estaba esperando.

Tras concretar el engaño salieron de South Beach, pero fue entonces que comenzó la pesadilla. La víctima narró que se despertó desnuda en la habitación del 77 Motel en La Pequeña Habana, sin tener el mínimo recuerdo de cómo llegó ahí.

Abuso y robo del conductor de Uber
No conforme con engañarla y aparentemente drogarla, Maurad-Avecillas utilizó las tarjetas de crédito de la mujer para pagar por el hotel y llenar el tanque de su auto de gasolina.

Un testigo en el hotel donde despertó la mujer aseguró haber visto al conductor y dijo que la víctima parecía ebria. Por otra parte, la mujer dijo que además de que la robó, también abusó sexualmente de ella.

“Tengo lesiones corporales, no se que me hicieron pero tengo moretones”, dijo la víctima en medio de la audiencia celebrada el viernes 23 de febrero.

En medio de la investigación, las autoridades revisaron las cámaras de vigilancia, logrando ubicar al sospechoso en la escena. Gracias a eso lo reconocieron y pudieron ponerlo bajo arresto.

Al ser interrogado, admitió ser conductor de viajes compartidos. De acuerdo con la jueza de circuito de Miami-Dade, Mindy S. Glazer, el hombre también dijo que ha hecho esto en más de una ocasión. Sube a mujeres incoherentes o ebrias en su vehículo y las lleva a un hotel. Luego, toma sus pertenencias.

Cargos y petición de la policía de Miami
La jueza Glazer le indicó al sospechoso que se mantenga alejado de la víctima, a la vez que agradeció a esta por su coraje.

“Señora, gracias por venir hoy a la corte. Sé que eso no debe ser fácil para usted”, dijo.

Adicionalmente luego de escuchar los testimonios, indicó que hay causa probable para que Maurad-Avecillas sea acusado de secuestro. Del resto, tras el arresto el sospechoso está enfrentando cargos por uso fraudulento de una tarjeta de crédito e identificación personal.

Ahora la policía de Miami emitió un comunicado para informar sobre el caso. En la misiva pidieron a la comunidad informar cualquier dato que tengan sobre el caso ya que no descartan que haya muchas más víctimas.

Por su parte, Uber también reaccionó a este caso por medio de un comunicado. “No hay palabras para describir este comportamiento repugnante. Eliminamos el acceso del conductor a la plataforma tan pronto como nos informaron de esto y estamos apoyando a las autoridades en su investigación”, dijeron.

Agencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *