Las infecciones genitales por hongos, como la candidiasis, también se pueden producir en hombres, si bien las solemos asociar más con el género femenino. En este artículo, te explicamos qué es la candidiasis, cuáles son sus síntomas y qué deben hacer los hombres si el pene o el glande manifiestan la presencia de hongos. ¡Siempre es bueno estar informado!
Picor, enrojecimiento, manchitas blanquecinas en el prepucio, el glande o el tronco del pene… Unos genitales masculinos que presentan estos síntomas pueden estar sufriendo una infección por hongos; más concretamente, una infección genital de origen micótico llamada candidiasis. ¿Qué debes tener en cuenta si es tu caso?

Por supuesto, debes acudir a tu médico para que diagnostique la infección y te prescriba el tratamiento que considere más oportuno, ya sea por vía tópica, aplicándolo directamente en la zona afectada con una crema o pomada, o bien tomando el tratamiento por vía oral, en los casos más agudos.

¿Qué es la candidiasis y cuáles son sus síntomas en el hombre?
La candidiasis es una infección provocada por un hongo: la Cándida albicans. Este hongo se encuentra naturalmente en nuestro organismo, sin causar patologías ni inflamación en condiciones normales.

Sin embargo, el hongo puede proliferar e invadir determinadas zonas susceptibles, como la piel, los genitales o las mucosas, si encuentra un sistema inmunitario debilitado, o bien se produce una alteración de la flora bacteriana (por ejemplo, cuando recibimos un tratamiento antibiótico). En estas circunstancias, se puede producir una reacción inflamatoria, una infección por hongos, lo que denominamos candidiasis.

Escozor y picor en la zona del glande, sobre todo después de mantener relaciones con penetración.
Inflamación y enrojecimiento de la cabeza del pene.
Placas blancas alrededor del glande.
Posible secreción espesa.
Posible olor desagradable en la zona.
Dolor durante la micción.
Dificultad para la retracción del prepucio

Bananitis y balanopostitis: las principales consecuencias
En en caso de los hombres, la candidiasis genital se puede producir en el pene (más concretamente, en el prepucio y el glande), y en zonas cercanas del área genital: es lo que se conoce como balanitis y, en un grado de mayor complicación, balanopostitis.

Qué es la balanitis
La inflamación del glande, llamada también balanitis, es una infección causada por bacterias u hongos que, en la mayoría de ocasiones, está provocada por levaduras del género Cándida, como la Cándida albicans.
Si la inflamación se localiza en la zona del prepucio, la piel que se encuentra en la base del glande, la cabeza del pene, la infección pasa a denominarse postitis o balanopostitis (este último término también se puede referir a la infección del prepucio y el glande, en su conjunto).
Qué es balanopostitis
Por su parte, la balanopostitis consiste en la infección, debida a bacterias u hongos, del prepucio. El prepucio es la piel que se localiza en la la base del glande.
La inflamación del glande es más frecuente en caso de sufrir fimosis, cuando el prepucio es tan estrecho que no se puede deslizar sobre el glande. En este caso, se hace difícil mantenerlo limpio, por lo que se transforma en un foco de infecciones.

¿Por qué un hombre puede presentar candidiasis en los genitales?
He aquí las principales causas por las que los hombres pueden desarrollar una respuesta inflamatoria por la colonización del hongo Cándida albicans:

Prácticas sexuales sin protección
En caso de que la vagina de la mujer presente abundantes hongos de Cándida, y por lo tanto sufra una candidiasis, el hombre puede contagiarse durante la relación y adquirir una infección.
Toma de antibióticos
Los tratamientos con antibióticos reducen la flora bacteriana y favorecen nuevas infecciones, en caso de contacto con un patógeno poco después del tratamiento.

¿Cómo se elimina la candidiasis en hombres?
La solución a una infección por hongos en los genitales masculinos, que ya hemos visto que la mayoría de las veces es una candidiasis, debe ser prescrita únicamente por un facultativo, que normalmente consiste en la aplicación de una pomada o solución antimicótica para eliminar la presencia exagerada del hongo. En los casos más graves, el tratamiento puede ser antibiótico por vía oral.

Por consiguiente, un hombre con candidiasis debe huir de los llamados “remedios naturales” que dicen prevenir y combatir la colonización del hongo, puesto que no han demostrado su eficacia científicamente. Algunos de estos remedios son el vinagre de manzana, el ajo o el aceite de orégano.

Sí se pueden tomar, no obstante, medidas de prevención para evitar contraer la infección:

Mantener relaciones sexuales con protección (también para proteger a la pareja de un posible contagio).
Llevar una alimentación saludable, rica en nutrientes que refuercen las defensas.
Mantener una buena higiene de los genitales y huir de la humedad durante tiempos prolongados (como el bañador húmedo).
Evitar sentarse en los bordes de las piscinas o en zonas donde es probable que pueda haber hongos (vestuarios, orilla de la playa…).
Llevar ropa interior de tejidos naturales, como el algodón, preferiblemente sin tintes agresivos.

Agencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *