Un hombre de 33 años murió de un disparo en su rostro tras asomarse por un balcón de su vivienda luego de escuchar tiros provenientes de la casa de un vecino.

El hecho conmocionó al municipio de Apucarana, ubicado en el centro del estado brasileño de Paraná y la víctima fue identificada como Bruno Emídio da Silva Junior.

El hecho quedó captado por una cámara de vigilancia instalada en la casa de la víctima, quien se observa se encuentra acompañado de su pareja sentimental.

De acuerdo a lo que informó la Policía, testigos dijeron que la víctima se encontraba en una fiesta, en el barrio Pirapó, cuando se escucharon disparos en la casa aledaña.

Acto seguido, Bruno subió a la terraza de su propiedad para comprobar lo que se estaba presentado, el hombre se asomó por encima de un muro, y recibió el disparo.

Todo parece indicar que la muerte de Bruno no fue por un disparo accidental, pues el sujeto al que señalan de quitarle la vida, se dio a la fuga en un auto rojo.

Cuando las autoridades llegaron al lugar, se trasladaron a la casa del vecino de la víctima, lugar donde a Policía encontró un arsenal de armas de fuego y municiones.

Un rifle de aire comprimido modificado para calibre .22 con mira telescópica y una escopeta, además de 49 cartuchos intactos de diferentes calibres y otros 19 cartuchos detonados.

De acuerdo a lo que informó el periódico brasileño O Globo, también se encontraron dos cargadores de pistola calibre .380 encima de un armario.

El pregonar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *