Este status pudiera variar dependiendo de la resolución de su caso por abuso sexual a una menor de edad; Podría perder unos 176 millones de dólares.

Nueva York 28/03/2024 11:16 | Actualizado a 28/03/2024 11:16

La Major League Baseball en conjunto con la Asociación de Jugadores de las Grandes Ligas informó en el marco del Opening Day de 2024 que el dominicano Wander Franco seguirá en licencia administrativa hasta el 1 de junio, estatus que podría cambiar a la espera de la resolución de su caso por abuso sexual a una menor de edad.

Franco seguirá devengando su salario a la espera del veredicto del juez en República Dominicana, en donde ha sido acusado de tener relaciones con más de una menor en los últimos tiempos.

Si al final el aún campocorto de los Rays de Tampa Bay es suspendido, podría perder más de 176 millones de dólares, los que restan de su contrato desde 2024 hasta 2032.

La justicia de República Dominicana desestimó los cargos de lavado de dinero y explotación sexual comercial con el grandeliga, quien sólo será juzgado por abuso sexual, secuestro y seducción a una menor de edad.

Aunque varios conocedores de su situación aseguran que su carrera en las Grandes Ligas ha llegado a su final, otros dicen que podría ser suspendido sólo por todo el 2024 y que los Rays están esperando la resolución de su caso para tomar una decisión.

“Al final del día lo que los Rays están esperando en saber si será condenado. También pueden dejarlo en libertad y pagarle el resto del contrato, tal y como los Dodgers hicieron con Trevor Bauer; o dejarlo en libertad, esperar por la decisión del juez y después llegar a un acuerdo con él sobre su contrato”, dijo el ex presidente de los Marlins de Miami, David Samson.

“Lo único que puedo decirles con seguridad es que Wander Franco será suspendido al menos 100 partidos en 2024. La MLB no dirá nada sobre el tema hasta que se llegue a una decisión. La Asociación de Peloteros podría acordar que se mantenga en licencia administrativa, cobrando su salario”, explicó, vaticinando lo que al final sucedió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *