La Policía Nacional de Perú (PNP) arrestó a Nicanor Boluarte, hermano de la presidenta Dina Boluarte, a petición de la unidad anticorrupción de la Fiscalía que lo investiga por tráfico de influencias, según el acta a la que tuvieron acceso distintos medios locales.

La orden de arresto también incluye al abogado de Boluarte, Mateo Castañeda, que ha comparecido en varias ocasiones junto a la mandataria.

La PNP comenzó el operativo para los arrestos alrededor de las 6:30 hora local (11:30 GMT) en distintos puntos de Lima.

“Niego absolutamente todo” y “soy inocente” fueron las únicas palabras que respondió Boluarte a los reporteros congregados en los exteriores de su vivienda en Lima.

Otros familiares de Boluarte, que observaron su detención desde la calle, se quejaron del trato recibido por la Policía y le desearon “mucha fortaleza”.

¿Por qué se investiga al hermano de la presidenta de Perú?

El Poder Judicial confirmó este viernes que ha dictado la detención preliminar, por diez días, contra Nicanor Boluarte, así como del abogado de la mandataria, Mateo Castañeda, y otras seis personas, a raíz de una investigación por organización criminal, después de cumplirse los presupuestos del Código Procesal Penal.

Agregó que la medida cautelar fue dictada por el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional que, asimismo, autorizó allanamiento y descerraje con fines de registros personales (incluyendo ambientes abiertos y cerrados), registros vehiculares e incautación.

Se imputa a los intervenidos los cargos de organización criminal y tráfico de influencias con la finalidad, presuntamente, de conseguir la designación de subprefectos (delegados del gobierno en las regiones) para financiar una red criminal y lograr la recolección de firmas para la inscripción de un partido político.

La Fiscalía abre diligencias a Boluarte

La Fiscalía de Perú abrió diligencias preliminares contra la presidenta Dina Boluarte y el ministro del Interior Walter Ortiz, por el supuesto encubrimiento de Nicanor Boluarte, al desactivar el grupo policial que apoya a los fiscales anticorrupción horas antes del arresto de su hermano.

Las diligencias contra Boluarte se iniciaron como presunta instigadora de los delitos contra la administración pública, en la modalidad de encubrimiento personal y de abuso de autoridad. Por los que también se investiga a Ortiz, indicó el Ministerio Público en un comunicado.

El inicio del proceso se conoció un día después de que el Gobierno anunciara la desactivación del grupo policial anticorrupción por una presunta duplicidad de funciones con otras dependencias e irregularidades en su constitución.

Este grupo policial apoyaba al Equipo Especial de Fiscales Contra la Corrupción en el Poder (Eficcop). El cual investiga los actos de corrupción de altos funcionarios del Estado.

Dina reacciona al arresto de Nicanor

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, aseguró, horas después del arresto de su hermano Nicanor como parte de una investigación por tráfico de influencias, que no se distraerá “con asuntos menores” y mostró su confianza en la Justicia, si bien no se refirió de forma directa a la detención.

“No nos vamos a distraer con asuntos menores, creemos en la Justicia del país, creemos en la razonabilidad de quienes administran la Justicia del país”, dijo Boluarte al participar en un foro denominado Constitución Política, Democracia y Valores Institucionales y cuya intervención no estaba programada en su agenda.

Al terminar su intervención, los miembros de su gabinete que se encontraban en el lugar se pusieron en pie, encabezados por el primer ministro, Gustavo Adrianzén, y dieron un largo aplauso a la mandataria.

Boluarte subrayó que, desde el Ejecutivo, seguirán defendiendo “la democracia, la gobernabilidad, la institucionalidad y el orden constitucional”.

“Sin descanso ni distracciones de ningún tipo” continuarán en el esfuerzo de “revertir los números adversos referidos a la pobreza y pobreza extrema”.

La presidenta no se plantea dimitir

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, “de ninguna manera” se plantea dimitir tras la detención de su hermano Nicanor por un presunto caso de tráfico de influencias, afirmó el vocero del despacho presidencial, Fredy Hinojosa.

“De ninguna manera existe la posibilidad de una renuncia, lo importante es que el Gobierno tiene establecidos los grandes objetivos nacionales”, sostuvo Hinojosa en una rueda de prensa ofrecida en el Palacio de Gobierno de Lima.

El vocero ofreció estas declaraciones mientras, casi en simultáneo, el Ministerio Público anunciaba el inicio de diligencias contra la presidenta y el ministro del Interior.

Sin aún conocer esta información, el vocero reiteró que “no se admite mínimamente la posibilidad de una renuncia” de la mandataria. Agregó que “no le corresponde referirse a aspectos técnicos jurídicos de una defensa legal de la presidenta de la República o de cualquier otro ciudadano”.

“Este Gobierno garantiza la división de poderes, el imperio de la Constitución y las leyes, el ejercicio de la autonomía de las diferentes instituciones públicas”.

Añadió que “desde ningún punto de vista el Gobierno pretende interferir en estas funciones”. Y enfatizó que “no existe ningún tipo de entorpecimiento a la labor judicial ni del Ministerio Público”.

NAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *